Guía Pirenaica

Guía Pirenaica

Acerca del blog

Quien se pregunte ¿Que se puede hacer en el Pirineo aragonés? Este blog es su respuesta.
Excursiones, lugares a visitar, donde comer y todo lo que me parezca interesante en el entorno de Jaca, está aquí.

Subida al santuario de Santa Orosia

ExcursionesPostado por Blasco vie, octubre 24, 2014 22:30:45

Inauguro este blog con una de las rutas más conocidas en la zona y que cada año atrae a centenares de personas el 25 de junio con motivo de la Romería de Santa Orosia.

Más allá de su importancia religiosa en la comarca, la subida al santuario es un recorrido muy bonito, tanto por el entorno natural como por las diferentes ermitas que nos van a ir acompañando en el camino.

La subida se inicia en el pueblo de Yebra de Basa, lugar donde se conserva la cabeza de la santa y desde donde se inicia la romería.

Para llegar a Yebra hay que tomar en Sabiñánigo la N-260, que es una buena carretera y no se tarda en llegar más que 20 minutos desde Jaca.

Se atraviesa el pueblo hasta encontrarnos ya a las afueras con la primera ermita, que nos va indicar el inicio del camino. Por la izquierda los caminantes y por la derecha los coches y los ciclista.

Ambas rutas llevan a la ermita pero la de a pie es mucho más bonita y espectacular.

Dejamos el coche ahí aparcado, en los margenes del camino para dejar paso, e iniciamos el camino con nuestro objetivo ya visible a lo lejos.

A los pocos metros cruzamos un riachuelo y el camino se estrecha convirtiéndose en la empinada senda que nos va a acompañar hasta la punta de la montaña.

Poco a poco vamos subiendo dejando atrás un par de pequeñas ermitas blancas que nos animan a llegar hasta su altura.

Entonces el entorno se vuelve más frondoso rodeándonos de árboles y entramos en la parte más espectacular del recorrido.

Ya vemos en lo alto una pequeña cascada, la cual vamos a alcanzar y posteriormente atravesar por el riachuelo que la surte, y que es un simple aperitivo de lo que nos espera.

El camino se vuelve más serpenteante si cabe escalando la montaña y cuando las piernas ya empiezan a flaquear, aparece ante tus ojos una imagen espectacular que sin duda te hace olvidar el esfuerzo. Es la ermita de la cueva, incrustada en la roca aprovechando las zanjas que se dibujan en la montaña y por si fuera poco una maravillosa cascada cayendo delante suya, proveniente de la cima.

Continuamos subiendo y entramos en una de esas zanjas que vimos dibujadas en el monte, pasamos justo por debajo de la ermita de la cueva y vemos caer el agua de la cascada casi sobre nosotros. Es el momento álgido de la ruta con la humedad del agua en el ambiente y con una vista espectacular. Pero no ha terminado la subida, seguimos ascendiendo por la zanja siempre con el acantilado a nuestra izquierda y dejando atrás varias ermitas construidas aprovechando la hendidura.

De repente salimos de la zanja y vemos en lo alto la cruz que nos indica junto a otra ermita que estamos al final del puerto.

Aquí vamos a disfrutar de unas espectaculares vistas del valle, con Sabiñánigo y la Peña Oroel a lo lejos.

El santuario está ubicado en el centro de la pradera, a la sombra del pico Oturia y al lado de una fuente que es el origen de las cascadas que distraen el camino.

Es un lugar perfecto para comer después de una buena caminata y dejar que los niños correteen sin peligro.

Se puede subir también por otro camino habilitado para los coches y bicicletas, pero es más largo y menos espectacular.

Ruta de 7 km, 800 m de desnivel acumulado, 2:15 h de duración, tiene cierta dificultad ya que la mayoria del trayecto es cuesta arriba y requiere ir equipado con buen calzado.

  • Comentarios(0)//guiapirenaica.casaaurea.es/#post1